Academia

¿Quieres aprender a dibujar y pintar?

Estudio Nigredo es un taller de inspiración académica donde se practica el estudio del dibujo y la pintura clásica.

El espíritu de esta Academia de pintura y dibujo se basa en los principios Renacentistas, más tarde recuperados por los Ateliers del XIX, de la observación y el estudio directo de la naturaleza, el conocimiento de la anatomía de la figura humana y la práctica de la representación figurativa realista.

El camino del artista es largo y sin una dirección apropiada puede volverse tortuoso. Son muchos los obstáculos que el estudiante debe salvar antes de lograr el dominio de sus habilidades, lo que hace necesaria una aproximación rigurosa y sólida que siente las bases de su futura práctica profesional.

La práctica es el camino

El artista en formación necesita cubrir un amplio espectro de conocimientos que abarcan desde las herramientas más elementales del dibujo a técnicas de observación y desimbolización, composición de la imagen, control del aspecto tonal y cromático, elementos conceptuales de luz, forma y modelado, anatomía estructural, dinámica del cuerpo humano, etc. 

El proceso de ver y representar las cosas como son en realidad resulta en muchas ocasiones frustrante y contraintuitivo, lo que exige un doble compromiso tanto por parte del maestro como del estudiante.

La articulación clara, ordenada y progresiva de los diferentes principios por parte del maestro, sumado a una disciplina férrea en su aplicación y la necesaria perseverancia propia de cualquier proceso de aprendizaje por parte del alumno, garantizan el éxito.

Un proceso de aprendizaje integral de este tipo que conlleva la asimilación de muy diversos conceptos, la práctica continuada, la depuración de la mirada y el desarrollo del espíritu critico, deriva necesariamente en una nueva visión para quien lo experimenta: la visión renovada, limpia de prejuicios y afinada del artista.

 
 
 

La diligencia por parte del aspirante, su tesón y el compromiso reforzado a cada paso por las conquistas logradas le despojan lentamente de confusas ideas romantizadas acerca del proceso de creacion artistica y lo acercan al hecho íntimo de la representación objetiva desde el conocimiento profundo de las herramientas y de sí mismo.

El proceso de Aprender a Ver, por tanto, es un camino de transformación personal profunda del alumno, que se opera en su interior. Un proceso de autoconocimiento y sublimación no sólo de sus capacidades artísticas objetivas sino de la propia concepción  que tiene del mundo que le rodea.

Y esta realidad es la que inspira el nombre del Estudio.

En la Alquimia medieval la Nigredo es la primera etapa de la transformación de la materia. Previa a la Albedo y la Rubedo, la Nigredo es la fase del plomo, de la disolución en la materia primigenia.

En su vertiente más popular y divulgada, esta protociencia perseguía transformar el plomo en oro. Pero en el trabajo Alquímico, el Opus Magnum,  la transmutación de los metales operaría como alegoría velada buscando  a través del estudio de los elementos de la naturaleza trascender objetivos tan mundanos y lograr la purificación del aprendiz, su transformación interior definitiva.

 

¿Cómo son nuestras clases?

En Estudio Nigredo no hay un programa pautado en el sentido convencional de un curso con principio y fin. El sistema que practicamos es progresivo en dificultad, por lo que a medida que el alumno se siente confiado con la fase en la que está trabajando, progresa a la siguiente con la ayuda del profesor. Seguiremos una secuencia práctica de ejercicios que abarcan desde los mas basicos de copia de dibujos de artistas de la antiguedad a la pintura del modelo natural a todo color. 

De esta manera el tratamiento por parte del profesor es estrictamente individual y se pueden atender las necesidades particulares de cada alumno en su curva personal de aprendizaje, independientemente del momento de su ingreso en la Academia y sin los apuros de seguir un constrictivo programa, la tiranía del calendario o la presión del progreso del propio grupo.

En el aprendizaje artístico la impaciencia es mala consejera y se hace necesario un esfuerzo de disciplina por parte del alumno que ayudará a consolidar así cada etapa antes de su paso a la siguiente, desde el dibujo al dominio del color.

     

1. La base es el dibujo

Todo comienza con el dibujo.

Es la herramienta de análisis más poderosa en manos del artista y constituye la gramática misma de su lenguaje plástico.

Su dominio es clave pero exige una voluntad y compromiso tal que es habitual que en muchos centros y academias se recurra al atajo del calco, la cuadricula o del proyector de opacos.

El dibujo es difícil de aprender y difícil de enseñar pero no hay nada que ataje la adquisición de esta habilidad. Cuando uno quiere pintar, todo es dibujo, aún cuando usamos color directo sobre el lienzo. 

Aprender a dibujar educa la mirada del estudiante, le vuelve observador y crítico, le empuja a mirar más allá de la superficie de las cosas y dota a su visión de profundidad y deliberación.

Llegar a dominarlo pasará por comprender la proporción, la estructura tridimensional, la luz y la forma. A partir de ese punto el dibujo se convertirá en su mayor aliado.

     

2. El salto a la figura

Cuando el alumno, tras haber realizado ejercicios en el entorno controlado del bodegón y sin la presión añadida del tiempo conoce y domina las herramientas de dibujo, pasa a enfrentarse a la figura del natural que pondrá a prueba sus recién adquiridas habilidades.

Ejercicios de dibujo directo del modelo en poses de larga duracion permitirán la profundidad necesaria en el análisis, tanto de la figura como del retrato, que ayudara la depuración  de la forma en el modelado de superficie y el parecido.

El estudio de la anatomía y la proporción, el conocimiento del marco óseo y la manera en que éste afecta a los músculos  bajo la piel es crítico cuando enfrentamos la figura humana. Esta nueva dimensión, riquísima en matices, fortalecerá aún más la visión del estudiante.

     

3. Conociendo el óleo

En esta fase ,para una transición suave al oleo y además poder reforzar nuestro sentido tonal, usaremos solamente los colores blanco y negro. El alumno, tras haber superado la etapa de dibujo con grafito , es sensible ya a la sutileza de la progresión tonal de la luz sobre la forma y disfrutara libremente del amplísimo rango de valores que le ofrece el nuevo medio.

El óleo es sin duda el medio más versátil, luminoso y agradecido, pero para poder explorar sus posibilidades  debemos comprender su comportamiento, viscosidad y tiempos de secado en profundidad.

No precipitar la entrada en el óleo con todas las complejidades asociadas a la técnica es importante, pues éstas, sumadas a un dibujo inmaduro pueden desmoralizar al estudiante. Mantener cada paso por separado durante el aprendizaje aunque formen parte de un todo orgánico final, ayuda la asimilación de los principios.

     

4. Llega el color

Habiendo superado con éxito las etapas precedentes nos preparamos para el salto al color y aprenderemos a reconocer sus propiedades fundamentales:  valor, tono y saturación. 

Será a través de la descomposición y análisis de dichas propiedades que podremos controlar los diferentes colores que componen la paleta.

El rango de colores derivados de las mezclas es virtualmente infinito lo que hace de su conocimiento y control condiciones necesarias.

El trabajo del natural en pose larga posibilitará la aplicación de capas sucesivas de pintura, el tratamiento en detalle de la superficie y la aplicación de veladuras y otros efectos especiales para conseguir la ilusion tridimensional.

Por otro lado el dominio del alumno en este punto le permitirá también la práctica de la pintura Alla Prima, o húmedo sobre húmedo, directa del natural. 

     

Grupos limitados

Para garantizar un ambiente cómodo de trabajo y dar prioridad a la atención personalizada los grupos no superarán los 12 alumnos.

     

Horarios flexibles

Martes de 10 a 14 horas

Martes de 17 a 21 horas

Miércoles de 17 a 21 horas

Siempre podrás recuperar una clase cuando la pierdas. Consulta nuestra Política de Cancelación.

     

Tu progreso es lo más importante

La atención y orientación se ajustarán a tus necesidades y habilidades, pero debes prepararte para dejar que saque lo mejor de ti mismo.

     

Descuentos por paquetes

Los planes de más horas son definitivamente más económicos.

Utiliza el formulario de contacto para preguntar acerca de la tarifa plana de 8 horas semanales.

¿Cómo puedes apuntarte?

Envía un mensaje a la dirección estudio.nigredo@gmail.com o usa el formulario de contacto, responderé gustosamente a cualquiera de tus dudas.

RESERVAR AHORA

¿Qué opinan los alumnos?

     

Si te interesa aprender a dibujar, el dibujo al natural, manejar el óleo, y no temes que alguien saque lo mejor de ti, en un ambiente genial, este es el lugar.

No importa si vienes de nuevas o ya controlas algo, cuando salgas no serás la misma persona que entró.
Ana Camín
     

Diego es un gran experto en anatomía, dibujo y pintura académica. Hasta la fecha es con diferencia el mejor profesor que he tenido, sin duda sus clases merecen mucho la pena.

Además el espacio está fenomenal, todo nuevo y muy céntrico, con una pequeña zona de lectura con un motón de libros sobre arte para ojear en los descansos.
Celia G. Castaño
     

Gran estudio para todo el que quiera perfeccionar ó iniciarse en dibujo y pintura académica.

Desde el primer día Diego se implica contigo personalmente para subir tu nivel a lo más alto. Buena ubicación, buen ambiente y sin duda la mejor opción.
Carlos González